Sunday, August 31, 2008

¡ Hasta Siempre Gilberto Rincón Gallardo !


Murió el luchador político y social Gilberto Rincón Gallardo

■ Presidía el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación


■ Gilberto Rincón Gallardo “sufrió persecución y cárcel cuando el país era

rabiosamente autoritario”, dijo su viuda

Georgina Saldierna y Emir Olivares


El luchador político y social Gilberto Rincón Gallardo y Meltis falleció ayer a los 69 años a consecuencia de una complicación posoperatoria cardiovascular. Al momento de su deceso ocupaba la presidencia del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), luego de una larga trayectoria en partidos políticos de izquierda.

Sus restos fueron velados en una funeraria de la colonia del Valle, adonde llegaron familiares, dirigentes políticos, integrantes del Conapred y Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón. Por la tarde el mandatario expresó sus condolencias por el fallecimiento de Rincón Gallardo y reconoció su contribución al desarrollo democrático del país y la incansable labor que realizó en favor de los derechos de las personas con discapacidad.

El secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, también manifestó su pésame por el fallecimiento de quien fuera dirigente del desaparecido Partido Comunista Mexicano (PCM), a quien recordó como “incansable luchador de los derechos humanos”.

En un comunicado de prensa, deseó a los deudos que su lucha por un México sin discriminación sea un incentivo que los reconforte en estos duros momentos.

A su vez, Silvia Pavón de Rincón, viuda del luchador social, dio anoche un breve mensaje en el que recordó que su esposo siempre perteneció a la izquierda pensante, constructiva, propositiva, incluyente y democrática.

“Nunca renunció a sus compromisos con la lucha social y las libertades; tuvo que sufrir persecución y cárcel cuando el país era rabiosamente autoritario. Fue al mismo tiempo un político dialogante y razonable.

“Enfrentó con valor desafíos tan grandes como su discapacidad y logró vencerlos. Vivió una vida plena, de honestidad y congruente con sus principios.”

Compañero de Rincón Gallardo en la cárcel y en la izquierda por más de 15 años, Gerardo Unzueta manifestó su dolor por el deceso, y subrayó: “fue un hombre extraordinario, de una gran humanidad. Si se equivocó o no, vamos a verlo”.

Con ello aludió a una serie de hechos que le cuestionaron al ex dirigente político, entre ellos su alejamiento del PRD y la promoción del “voto útil” en favor del panista Vicente Fox.

Entre los asistentes al velorio estuvieron el ex canciller Jorge Castañeda, el ex subsecretario de Relaciones Exteriores Ricardo Valero, la ex secretaria del Medio Ambiente Julia Carabias, el ex ombudsman capitalino Luis de la Barreda, el ex jefe policiaco Joel Ortega y el diputado perredista Cuauhtémoc Sandoval. Este último consideró que el país ha perdido un distinguido hombre de izquierda, revolucionario, que en los últimos años luchó contra la discriminación.

Nacido en el Distrito Federal el 15 de mayo de 1939, Gilberto Rincón Gallardo y Meltis luchó al lado de Heberto Castillo, Valentín Campa y Demetrio Vallejo. Apoyó la candidatura presidencial del ex líder panista Luis H. Alvarez y participó en la fundación del Movimiento de Liberación Nacional, encabezado por el ex presidente Lázaro Cárdenas.

También formó parte de la dirección del PCM, por el cual fue diputado entre 1977 y 1980. Participó en la fundación del Partido Socialista Unificado de México; del Partido Mexicano Socialista y del PRD. Al salir de este último fue candidato a la presidencia por el Partido Democracia Social. Por su lucha fue a la cárcel en 32 ocasiones. En 1968 fue de los primeros jóvenes en caer prisionero.

En 2001 presidió la delegación oficial de México en la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia.

En 2003 Fox lo nombró presidente del Conapred por un periodo de tres años, cargo en el que fue ratificado por Calderón.

1 comment:

Luis Fernando Areán said...

Si hay una palabra que te define, Gilberto, es la palabra decencia. Esa decencia que tanta falta nos hace. ¿Por qué se van siempre los mejores?

Descansa en paz, compañero.